domingo, 9 de febrero de 2014

14 de Febrero EL AMOR

El 14 de febrero se celebra el "Día de los enamorados"; aprovechando esta ocasión, me gustaría hacer reflexionar sobre la idea del AMOR ¿qué conocemos sobre el amor?¿es verdad todo lo que dicen? ¿los celos son parte del amor?...

 
QUÉ ES EL AMOR ROMÁNTICO

En nuestra sociedad, el Amor Romántico, es la base de una institución social básica: la familia. Ese Amor Romántico ofrece unos modelos de comportamiento que, cuando falla la pasión romántica, producen frustración y desengaño.

¿Qué características tiene el Amor Romántico?

-          Entrega total a la otra persona y hacer de la otra persona lo único y fundamental de la existencia.
-          Vivir experiencias muy intensas de felicidad o de sufrimiento.
-          Depender de la otra persona y adaptarse a ella, postergando lo propio.
-          Perdonar y justificar todo en nombre del amor.
-          Estar todo el tiempo con la otra persona.
-          Pensar que es imposible volver a amar con esa intensidad.
-          Desesperar ante la sola idea de que la persona amada se vaya.
-          Prestar atención y vigilar cualquier señal de altibajos en el interés o el amor de la otra persona.
-          Idealizar a la otra persona no aceptando que pueda tener algún defecto.
-          Sentir que cualquier sacrificio es positivo si se hace por amor a la otra persona.
-          Hacer todo junto a la otra persona, compartirlo todo, tener los mismos gustos y apetencias.

Todas esas características, ideas, creencias y mitos que definen el Amor Romántico, hacen que sea prácticamente imposible conseguirlo.



MITOS DEL AMOR ROMÁNTICO

Un mito es “un conjunto de creencias socialmente compartidas sobre algo”. En lo que se refiere al Amor Romántico, estos mitos, son “ficticios, absurdos, engañosos irracionales e imposibles de cumplir”. (Bosch Fiol, Del mito del Amor romántico a la violencia de pareja: 28). Pero, ¿cuáles son esos Mitos?

Mito de la “media naranja, o creencia de que elegimos a la pareja que teníamos predestinada de algún modo y que ha sido la única elección posible. La aceptación de este mito podría llevar a un nivel de exigencia excesivamente elevado en la relación de pareja, con el consiguiente riesgo de decepción.

Mito del emparejamiento o de la pareja, creencia de que la pareja es algo natural y universal y que la monogamia amorosa está presente en todas las épocas y todas las culturas.

Mito de la exclusividad, o creencia en que es imposible estar enamorado/a de dos  personas a la vez. La aceptación de esta creencia puede suponer conflictos internos para la persona (dudas….) además de evidentes conflictos relacionales.

Mito de la fidelidad, o creencia de que todos los deseos pasionales, románticos y  eróticos deben satisfacerse exclusivamente con una única persona, la propia pareja, si es que se la ama de verdad.

Mito de los celos, o creencia de que son un signo de amor, e incluso el requisito indispensable de un verdadero amor. Este mito suele usarse habitualmente para justificar comportamientos egoístas, injustos, represivos y, en ocasiones, violentos.

Mito de la equivalencia, o creencia en que el “amor” (sentimiento) y el “enamoramiento” (estado más o menos duradero) son equivalentes y, por tanto, si una persona deja de estar apasionadamente enamorada es que ya no ama a su pareja y, por ello, lo mejor es abandonar la relación.

Mito del libre albedrío, o creencia de que nuestros sentimientos amorosos son absolutamente íntimos y no están influidos por factores socio-biológico-culturales ajenos a nuestra voluntad y conciencia.

Mito del matrimonio o de la convivencia, creencia de que el amor romántico pasional debe conducir a la unión estable de la pareja y constituirse en la única base de la convivencia de la pareja. Este mito establece una relación entre dos elementos, uno que se pretende duradero como es el matrimonio, y un estado emocional transitorio como es la pasión, lo que no sólo resulta difícil si no que puede llevar fácilmente a la decepción.

Mito de la pasión eterna o de la perdurabilidad, esto es, creencia de que el amor romántico y pasional de los primeros meses de una relación puede y debe perdurar tras años de convivencia. La aceptación de este mito tiene consecuencias negativas tanto sobre la estabilidad emocional de la persona como sobre la estabilidad emocional de la pareja.

(adaptado de: Bosch Fiol, E (ed.) (2007) Investigación Social. Del mito del Amor Romántico a la violencia contra las mujeres en la pareja. Universidad de las Islas Baleares).

No hay comentarios:

Publicar un comentario